-
-
-
General
Nacieron dos yaguaretés en los Esteros del Iberá, tras 50 años
Veterinarios de Conservation Land Trust (CLT) pudieron determinar el sexo de las dos crías de yaguaretés nacidas 40 días atrás (algo difícil a tan temprana edad), en la isla de San Alonso, en los Esteros del Iberá, en lo que supone la esperanza de poder reintroducir esa especie extinta en Corrientes.
Tras el primer control de rigor, en el que fueron examinados, desparasitados y pesados, se supo que se trata de una hembra (3,050 kg) y de un macho (3,330 kg) en perfecto estado de salud.

El jueves pasado se realizó el primer chequeo sanitario de las crías nacidas en las instalaciones del Centro Experimental de Cría de Yaguaretés (CECY). El procedimiento fue conducido por los veterinarios del proyecto, Jorge Peña y Ana Carolina Rosas, y la bióloga Maite Ríos, responsable del CECY. Los especialistas ingresaron dentro del corral donde vive la madre con sus cachorros, Tania.

Para permitir el ingreso de los profesionales a la paridera donde la hembra dio a luz, Tania fue trasladada a otro corral cercano, donde permaneció tranquila y ajena al procedimiento, que duró unos 40 minutos. Como parte de un protocolo veterinario para maximizar la supervivencia de las crías, se los desparasitó.

Los expertos vistieron mamelucos descartables para evitar el contagio de patógenos por parte de los veterinarios a los cachorros. También para minimizar el olor desprendido por el equipo y así evitar que a su regreso Tania notara que los cachorros habían estado en contacto con humanos. "De los resultados del chequeo se desprende que ambos se encuentran en perfecto estado sanitario y que su condición corporal es óptima para su edad", señalaron en CLT.

La particularidad de Tania es que carece de una pierna. La perdió en un accidente cuando era cachorra en el zoológico de Batán, de donde proviene. A pesar de esta minusvalía, la joven yaguareté aprendió a cazar por sí sola en el CECY y ha sido madre de los primeros cachorros nacidos en el Iberá en 50 años. El padre de los cachorros es Chiqui. Nació en la vida silvestre y fue llevado al Refugio Faunístico Atinguy, después de que unos cazadores mataran a su madre.



 
Compartir