-
-
-
General
Capitanich y vecinos diagraman obras en el barrio Santo Domingo
El intendente mantuvo una reunión con vecinos, con quienes analizó y proyectó la pavimentación de seis cuadras de la populosa barriada, a través del esquema de financiamiento compartido entre los frentistas y el Municipio. 
La iniciativa se enmarca en el firme objetivo de llegar a mil nuevas cuadras pavimentadas en sólo cuatro años de gestión, estableciendo un mega-récord que supera la cantidad realizada desde el regreso de la democracia.

En principio se planificó la pavimentación de seis cuadras (2 de la calle Roberto Mora, 2 de la calle Raúl B. Díaz, una de Gerardo Varela y otra de San Juan), que se sumarán a otras de la zona que ya fueron licitadas por el Municipio, como la calle Andreani y la avenida Lavalle.

Hay que recordar que a través del esquema de financiamiento compartido, los vecinos realizan el aporte de una parte del material para la obra (aproximadamente un 35 por ciento) y el Municipio se encarga de ejecutar y la concreción de todas las obras complementarias, como por ejemplo los desagües.

La reunión, de la que participaron unos 50 vecinos, se realizó en la sede de la Asociación Amigos centro de Salud Santo Domingo, y junto al jefe comunal, asistieron el secretario de Obras Públicas y Espacio Territorial, Diego Arévalo; y el subsecretario de Infraestructura y Equipamiento Urbano, Danilo Gualtieri.

Hay que recordar, que el Municipio lleva adelante un ambicioso plan de pavimento urbano, que en sólo 24 meses de gestión ya concretó la pavimentación de casi 500 cuadras, superando en sólo 2 años, a los 12 anteriores del Gobierno de Aída Ayala. El objetivo es pavimentar 1.000 cuadras en sólo 4 años, estableciendo un mega-récord, superando la cantidad realizada desde el regreso de la democracia.

 

Financiamiento compartido, modalidad inclusiva que sigue creciendo

Las seis cuadras proyectadas, (que podrían ser aún más si se suman más vecinos frentistas) se realizará bajo la modalidad denominada “financiamiento compartido”, una metodología que se inició con una sola cuadra en 2016, y que en la actualidad, entre obras terminadas, en ejecución y proyectadas, ya superan las 100.

La metodología de financiamiento compartido, es uno de los cuatro esquemas con el cual se ejecutan las obras de pavimento urbano. A través de esta iniciativa, el vecino realiza un aporte que implica un porcentaje del valor del pavimento en material RDC (mezclas elaboradas con cemento, agregados finos, aditivos y agua, diseñadas de acuerdo a su aplicación específica) y el Municipio contribuye con la mano de obra, pero además realiza todas las obras complementarias como el alumbrado público, desagües, mejoramiento de la accesibilidad y la señalización horizontal y vertical, y accesibilidad.

Hay que señalar que por esta metodología de trabajo en conjunto, Resistencia fue escogida por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), para ser anfitriona del Foro de Ciudades Inteligentes durante este año. “Este programa de financiamiento compartido que utilizamos, ha sido elegido como uno de los mejores programas en los ámbitos nacional e internacional”, señaló el jefe comunal.

Para la actual gestión municipal, el pavimento urbano “es un cuestión de Estado”, señaló Capitanich. “No es un lujo para los vecinos de Resistencia, sino que es un bien social indispensable para la urbanización creciente. Tiene un gran impacto reduciendo la polución ambiental, generando un incremento en el valor del bien inmueble, un embellecimiento estético de la ciudad y mejora la seguridad y accesibilidad vial muy importante, por ejemplo con las unidades de transporte público, así como el paso de ambulancias, además de casi triplicar el valor de los inmuebles”, señaló.


 
Compartir