-
-
-
General
Martínez visitó los merenderos de Mate Cosido y San José Obrero
El titular del Legislativo comunal, Gustavo Martínez, junto a un equipo de profesionales y colaboradores, visitó dos merenderos ubicados en la zona oeste de Resistencia, donde asisten diariamente más de 80 chicos en cada uno. Compartió junto a ellos la merienda y diversas actividades culturales y educativas que se concretan a través del Consejo de Niñez y Adolescencia dependiente del Concejo Municipal, en el marco de un programa pensado para asistir y apoyar a todas las organizaciones comunitarias que llevan este tipo de labor en la zona oeste.
 
En el San José Obrero
Visitó este merendero donde un grupo de madres viene desarrollando una ardua tarea de asistencia para los chicos de la zona. Un trabajo que desde el Cuerpo Legislativo municipal se decidió acompañar aportando profesionales y equipo técnico que pueda darles las herramientas en materia educativa, de salud y deportiva. "Estamos trabajando para apoyar a todos los merenderos de la Zona Oeste y sumar actividades a las que ya vienen concretando", marcó.
 
“Estamos muy contentos de poder acompañar y colaborar en esta labor tan importante que vienen llevando adelante con el centro comunitario y este merendero que es un anexo del primero”, resaltó.
 
Destacó el trabajo de Vanesa Barrios, encargada del mismo, y explicó que se trata de un grupo de mamás de la zona que además de la asistencia a los niños trabajan con varias capacitaciones a mujeres que integran cooperativas, en todo lo que sea cuestiones productivas como fabricación de almohadones, alfombras, termeros, entre otros. “Cursos que sirvan para generar alguna actividad laboral y comercial.  A parte de un proceso de formación de la educación de nivel secundario que realizan en el Centro Comunitario y en el anexo”, indicó.
 
En esta oportunidad acudieron al encuentro una profesora de pintura y otra de nivel inicial con las cuales desarrollaron actividades de aprendizaje a través del juego. Martínez contó además que la semana pasada también hubo clases de peluquería y celebró poder trabajar de esta manera con esta comisión de madres.
 

“Que no sea solo asistencia alimentaria"

Yolanda Galán, es coordinadora de la zona y parte de la Secretaría de la Mujer del Circuito 16A de la zona oeste, explicó que el merendero San José Obrero está ubicado en una chacra dentro del Circuito 16A donde hay otros siete.
 
Virginia Insaurralde, coordinadora del Consejo Consultivo de Niñez por parte de la Presidencia del Concejo Municipal, comentó que desde la Secretaria de Acción Social se acompaña a los coordinadores de chacra y al Presidente del Concejo Municipal en esta tarea de poder asistir en los distintos barrios de la Zona Oeste a cada uno de los chicos, organizando cada uno de los merenderos de la zona. “Lo que hacemos es brindarle un cuerpo de profesionales, un equipo técnico que pueda darle todas las herramientas en materia educativa, de salud y en otros ámbitos. El objetivo también es que puedan tener acceso a las artes plásticas, al deporte y todo completamente gratuito”, detalló.
 
Este programa surge a partir del equipo técnico del Consejo de la Niñez, de la Presidencia del Concejo, donde se tomó como iniciativa abarcar un trabajo territorial contando con la buena predisposición de los coordinadores de cada chacra de esta zona. “Los que vienen haciendo un trabajo impecable en materia social y nosotros con el equipo de profesionales los asistimos para darle otro contenido al merendero y que no sea solo la asistencia alimentaria”, concluyó. 
 

Mate Cosido

La coordinadora del Consejo de Niñez por parte de la Presidencia del Concejo Municipal de Resistencia, Virginia Insaurralde, contó que el merendero del barrio Mate Cosido es llevado adelante por una comisión de madres comunitarias, una comisión nueva a la que se decidió a través de la Presidencia del Concejo, mediante el Consejo de la Niñez, apoyar y brindarles una tarde llena de cultura y talleres educativos. 

Mónica Franco es la dueña de la casa donde funciona este merendero, donde se atienden a alrededor de 80 chicos. “Somos 10 madres las que trabajamos acá hace dos meses y es un orgullo hacerlo porque hay niños que no tienen nada”. 

Agradeció la visita de Gustavo Martínez: “Me parece muy bien que venga y ayuda bastante por lo que estamos re agradecidos con él”. Su esposo, Miguel Ángel Iglesias, coincidió y sumó: “Me pongo muy contento con la posibilidad que nos da Gustavo Martínez porque brindamos contención y asistencia que es lo que siempre quisimos hacer. Él vino y comprobó que se trabaja realmente por los chicos, que son los que realmente necesitan”.


 
Compartir