-
-
-
General
Una santiagueña secuestró a un joven y le exigía tener relaciones sexuales
Este jueves trascendió la noticia de que una mujer de 33 años retuvo a un joven de 19 años en la localidad de Frías, Santiago del Estero, para obligarlo a tener relaciones sexuales con ella y con la amenaza de matarlo si no lo hacía. Las hijas de la mujer, la ayudaron con el secuestro.
Un insólito suceso conmueve a la localidad de Frías (Santiago del Estero), donde una mujer fue apresada por "abuso sexual simple, lesiones y privación ilegítima de la libertad".

Según se desprende de la investigación impulsada por la Unidad Fiscal de la ciudad santiagueña, todo comenzó en el amanecer del sábado 3 de noviembre, cuando el joven caminaba por la calle y fue capturado. Uno de los investigadores relató que la mujer "lo tomó por la fuerza, en principio junto a sus hijas (de 16 y 17 años), y lo llevó hacia el interior de la casa".

"Luego lo condujeron hacia una pieza donde lo acostaron sobre la cama; en esa situación, cada una de las hijas lo tenía tomado de un brazo, mientras la mujer le exigía mantener relaciones sexuales", detallaron desde la Fiscalía.

"Como el joven se negó, la mujer se le subió arriba de su pecho, se sacó la remera, lo obligó a que le bese los senos y le volvió a exigir que accediera a mantener relaciones sexuales", amplió el investigador.

Una nueva negativa sacó de quicio a la mujer de 33 años, que entonces tomó al joven del cuello, como si quisiera asfixiarlo, y le dijo: "Si no me haces el amor, te mato”.

De mal en peor

Como consecuencia de la asfixia, la víctima se desmayó. Entonces la mujer de 33 años y sus hijas se desesperaron y le pidieron ayuda a un vecino, que llevó al joven hasta un hospital de la localidad de Frías, donde llegó en estado de coma pero se recuperó.

Las pericias médicas advirtieron las marcas en el cuello y desataron el nudo de la historia.
La detenida, oriunda de la localidad de Tapso, permanece en la Comisaría 3ª del Menor y la Mujer; en las próximas horas será sometida a pericias psicológicas y psiquiátricas, al igual que el joven acosado.

Fuente: Infobae


 
Compartir