-
-
-
General
Masiva marcha de apoyo a Macri en el Obelisco

La Marcha del Millón, en apoyo a la reelección del presidente, convocó en el obelisco porteño a cientos de miles de manifestantes. Según el diario Clarín, hubieron casi 500 mil personas. 

Cientos de miles de manifestantes se reunieron hoy en torno al Obelisco y las calles aledañas en la "Marcha del Millón", en apoyo a la reelección del presidente Mauricio Macri, de Juntos por el Cambio, con banderas argentinas y el repetido cántico de "si se puede" dar vuelta la elección del 27 de octubre, luego del adverso resultado de las PASO del 11 de agosto pasado.

El diario Clarín, calculó la concurrencia en entre 460 y 500 mil personas, mientras que el diario La Nación estimó en 320 mil el número de asistentes al encuentro. Por su parte, voceros de Juntos por el Cambio estimaron la concurrencia en alrededor de un millón de personas.

En una demostración de fuerza frente al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en la marcha predominaron los cánticos, las remeras y los carteles con frases alusivas a que "la elección se da vuelta" a favor de Macri.

Macri ingresó al escenario montado frente al Obelisco caminando varios metros por Diagonal Norte hacia la avenida 9 de Julio junto a su esposa Juliana Awada y su compañero de fórmula Miguel Pichetto, y recibió los primeros aplausos cuando afirmó que "resolver los problemas lleva tiempo".

El clímax del acto fue cuando Macri comenzó con un ida y vuelta con los manifestantes, a los que les preguntó sobre la importancia de la honestidad; la educación y el trabajo; la integración al mundo; la lucha contra los narcos; la corrupción en la obra púbica; y la independencia del Poder Judicial, que culminó con el grito de la multitud de "Justicia".

"Hoy estamos haciendo Patria", dijo efusivamente Macri, también instó a sus seguidores a "fiscalizar" los comicios del domingo de la semana que viene y recibió en coro una respuesta afirmativa.

Uno de los momentos que despertó risas fue cuando el mandatario hizo referencia al sobrenombre con el que lo llaman sus opositores. "Estoy contento de que me bautizaron 'gato' porque me rejuvenece", dijo y luego le dio un beso a la primera dama.

 

 

 

Télam